El mundo de los chistes

El día peor empleado es aquél en que no te has reído